Deseos

Frotó la lámpara y, tal y como decía el manual, salió el genio.
 
– Mi nombre es Qsttreshlgg, pero puede llamarme Stan. Tiene usted disponibles trescientos punto-deseos – empezó el genio, repitiendo una frase desgastada por el uso -. ¿Ya tiene decidido su primer deseo? ¿Quiere que le muestre nuestro catálogo estándar?
 
– ¿Catálogo? – preguntó Mihail.
 
– ¡Por supuesto! – exclamó el genio y empezó a hablar, como sólo puede hacer un ente que no necesita respirar -. Tenemos un amplio abanico de posibilidades preconfiguradas. Por cien punto-deseos tenemos el clásico conviértase en rico y famoso. ¿Prefiere lotería o éxito en los negocios? ¿O qué tal éxito en las relaciones amorosas? ¿Con humanos o alienígenas? ¿Ha probado a enamorarse de un Abogano? Es una experiencia inolvidable. ¿Quiere probar las mayores delicias del universo? Le recomiendo la fruta prohibida del planeta Ug. Es especialmente deliciosa en esta época del año. También, por diferentes precios, tenemos viajes por del mundo, por el universo y a través del tiempo, pasando por los lugares y momentos más importantes de la historia. ¿Quiere ser inmortal? Ahora lo tenemos de oferta por un precio irresistible. O quizá esté pensando en…

 

– No – cortó Mihail, abrumado por las posibilidades -. Mi primer deseo es… que desaparezcan todas las enfermedades del mundo.

 

El genio miró en silencio a Mihail. Éste le devolvió la mirada y contuvo la respiración, esperando una respuesta.

 

– Lo que solicita no está en el catálogo, así que es necesario concretarlo – contestó Stan, sacando un ordenador de bolsillo -. Por favor, defina “todas enfermedades del mundo”.
 
– ¿Cómo?
 
– Un deseo es un contrato – comenzó a explicar el genio, cogiendo carrerilla -. Para realizarlo es necesario atar todos los posibles flecos para evitar efectos secundarios y garantizar la satisfacción del cliente. Además, los Deseos Personalizados (TM) tienen un valor de punto-deseos que se calcula función de la complicación que tenga realizarlo y de los conceptos que lo compongan. Por eso necesito que me diga lo que considera “todas las enfermedades del mundo”. Entiendo que se refiere a todas las enfermedades del planeta Tierra del presente. ¿O desea eliminar las del pasado y las del futuro también? Tenga en cuenta que esto podría enviarle a un universo paralelo donde no exista usted. En cuanto al término “enfermedad”, ¿quiere la definición de la OMS, la de la RAE, la del agente Smith, la de alguna otra entidad o lleva usted en la cabeza una definición propia? Y cuando dice “desaparecer”, ¿qué quiere que hagamos con sus efectos sobre las personas? ¿A qué estado debemos devolverlas tras el cambio? ¿volvemos a poner partes del cuerpo perdidas o los dejamos como estén? ¿Debe afectar sólo a personas o también a animales, plantas y bacterias? ¿Qué hacemos con los conflictos entre especies cuando una de ellas sea la que provoca la enfermedad? ¿Debemos eliminar esa especie o transformarla en algo inócuo? En cuanto a…
 
– Espera – pidió Mihail, levantando la mano -. Espera, por favor. ¿Cuánto dices que cuesta ser rico y famoso?

 

 

Notas - 6 notas

  1. Senor Ocre dice:

    Cuento en respuesta a una petición de Tomás Pañego.

  2. Ruben dice:

    jajajajajaja!!! los problemas no se solucionan tan rápido como se dicen, eh? XD

  3. Senor Ocre dice:

    Hay que pensarlo mucho

  4. Micaela dice:

    ¿La inmortalidad está de oferta? caramba, no me extraña.

  5. Senor Ocre dice:

    La inmortalidad está sobrevalorada.

Cuentanos algo

Tu direccion de correo no sera publicada. Los campos marcados (*) son necesarios.

*