Animales de leyenda: Ballenas de aire

Contaba el abuelo del abuelo de mi abuelo que cuando él era sólo un niño vio a la última ballena de aire alejarse hacia el horizonte. Eran seres maravillosos y gigantescos que flotaban por el cielo, rodeados de pequeños calamares voladores. Se alimentaban de nubes y por el orificio de su lomo dejaban salir bruma, un vapor rosáceo de agradable olor que era recogido por los mercantes. Aquel vapor dicen que podían mover máquinas asombrosas.

Pero llegó la gran guerra, las ballenas se fueron y las máquinas se pararon, desmontaron y transformaron en cucharas y campanas. De aquella época sólo queda este silbato. ¿Lo ves? Esto servía para llamar a las ballenas y poder recoger la bruma. Lo he hecho sonar muchas veces, pero nunca he visto ninguna.

Ahora es tuyo. Úsalo bien. Quizá, si tienes suerte, vivas para ver cómo vuelven las ballenas.

Notas - 1 nota

  1. Micaela Ela dice:

    ¡Qué alegría volver a leer al señor Ocre! aunque el estilo creo que no ha variado es tan superatómico como siempre.

Cuentanos algo

Tu direccion de correo no sera publicada. Los campos marcados (*) son necesarios.

*