Un Trasto mágico

Un perro blanco salió al escenario y empezó a hablar.

– Mi nombre es Trasto y soy mago. Este es el penúltimo acto de la noche. Estén atentos porque lo que va a ocurrir no lo volverán a ver.

A continuación todo el mundo parpadeó. En el escenario un hombre con traje y barba había sustituido al perro.

– Guau, guau, guau, guau – dijo -. Guau, guau, guau, guau, guau, guau. Guau, guau, guau, guau.

El público se miró extrañado y volvió a parpadear, tras lo cual la tarima quedó vacía.

– ¿Entonces ya está? – preguntó alguien desde lo alto de la lámpara del teatro. La gente levantó la vista para ver quién hablaba y vieron a un perro blanco junto a un hombre con traje y barba.

– Guau, guau, guau, guau – contestó el hombre y, con un gesto, desaparecieron.

Entonces, el público aplaudió.

Notas - 5 notas

  1. zazuzta dice:

    …termino de mandarle al Señor Ocre un mail….ES TREMENDAMENTE ESPECIAL, ME ENCANTA! me lo llevo!! tanto la historia como el dibujo…..

  2. zazuzta dice:

    ….no puedo dejar de admirar esta magnifica historia…gracias por revivirlos y convertirlos en algo tan bonito!

  3. Anuska dice:

    Me encanta 🙂 trastete, como no, con pajarita! tal cual lo recuerdo 😛 Muchas gracias!

  4. Micaela dice:

    El Mago y Trasto son inmortales porque la magia existe.
    Gracias Teresa y Pep por recordarnos esta verdad.

  5. Senor Ocre dice:

    Gracias a vosotros por leernos cada día

Cuentanos algo

Tu direccion de correo no sera publicada. Los campos marcados (*) son necesarios.

*