Sueños

Sueña con volar cada vez que cierra los ojos y cada vez que los abre descubre que nunca podrá tener alas. Se imagina surcando las olas de mares embravecidos y sumergiéndose en lo más profundo del océano, aunque sabe que ni tiene ni tendrá nunca escamas, aletas o branquias. Envidia a quienes atraviesan bosques, montañas y desiertos, con el sol, la lluvia y el viento a sus espaldas, pues sabe que ya no podrá imitarles.

Sin embargo no pierde la esperanza. Sigue soñando cada día desde su cama porque, a pesar de todo, sigue teniendo su cabeza intacta, repleta de historias, imaginación y un puntito de maravillosa locura.


Notas - 1 nota

  1. Micaela dice:

    Volando voy… volando vengo.
    Sueño, luego existo.

Cuentanos algo

Tu direccion de correo no sera publicada. Los campos marcados (*) son necesarios.

*