La tienda de mascotas

– Entonces, ¿qué me recomienda?
El dependiente la examinó y repasó en voz alta lo que le acaban de explicar.
– Por lo que me cuenta, su hijo le ha pedido una mascota y no quiere decirle que no, pero a usted no le gustan los animales que suelten pelo o que puedan estropearle los muebles. No quiere que huelan ni que sean ruidosos. No quiere tener que pasearlos ni lavarlos y, si puede ser, ni siquiera alimentarlos. Pero quiere que sea cariñoso, mono y le combine con la casa, ¿correcto?
– Ni yo misma lo hubiese dicho mejor – sonrió ella.
– Pues tengo varias cosas que podrían resultarle interesante – dijo él, sacando un pequeño libro con las palabras «catalogo especial» escrito en letras doradas. A continuación lo abrió encima de la mesa y con el dedo repasó el índice -. Mire, aquí tenemos pajaritas silbadoras indestructibles con su jaula insonorizada, rocas subacuáticas que siempre están secas, minerales meditadores de estantería y también… – pasó páginas, buscando – era para un niño, ¿verdad? Entonces le recomiendo nuestras famosas piñas de arrastre – dijo al encontrar la página -. Vienen con correa incluida, con lo que puede tanto llevarla de paseo como colgarla de una lámpara o una pared y tendrá un toque rústico o navideño, según la época del año. Mire.
El vendedor le pasó el libro. La mujer lo leyó con interés y volvió a sonreír.
– Me encanta. Es justo lo que buscaba. Póngame tres, una de cada color y envuélvala para regalo. ¿Acepta tarjeta?

Notas - 3 notas

  1. Micaela dice:

    Jocoso cuento con una ilustración preciosa.
    Gracias, pareja.

  2. teresa dice:

    bonito cuento tios!!, otra admiradora

  3. Senor Ocre dice:

    Gracias y bienvenida, Teresa. Te esperamos por aquí cada día. Hasta pronto!

Cuentanos algo

Tu direccion de correo no sera publicada. Los campos marcados (*) son necesarios.

*