La ley

– En las frías noches de este invierno que no acaba es cuando somos libres – dijo a su aprendiz -. Porque cuando se hace de día el silencio es el amo y señor de este lugar. Una ley no escrita dice que no se puede hacer ruido mientras el sol esté despierto. La luz nos delata, nos muestra ante ellos y si somos demasiado viejos, o llamamos su atención, nos cogen. No he visto volver a nadie de los que se han llevado.

– Pero…

– ¡Shh! – susurró el maestro -. No te muevas. Creo que va a amanecer.

Texto: Pepe Fuertes (@pepefuertes)

Ilustración: Teresa Cebrián (@cebrianstudio)

Notas - Ninguna nota... aun

Puedes contarnos lo que quieras

Cuentanos algo

Tu direccion de correo no sera publicada. Los campos marcados (*) son necesarios.

Turn on pictures to see the captcha *